Egipto un mundo místico, mágico e imponente

Faraones, Pirámides, Templos, Camellos, Esfinges, Dioses y Desiertos son algunos de los muchos elementos que hacen de Egipto un país con una atmosfera indescriptible, cargada de sabiduría milenaria, un pueblo que ha sobrevivido miles de años de historia y que continua con los brazos abiertos para cualquiera que quiera visitar este destino.

Del Caos de las calles a la majestuosidad de las Pirámides…


Establecida sobre el Nilo, el Cairo, capital de Egipto es una ciudad que recibe al viajero con tres pirámides maravillosas, una esfinge sin nariz y un aeropuerto que no tiene nada que envidiarle al de Orly en Francia, o al de Heathrow en Londres. La primera imagen o mejor, el primer choque cultural que siente cualquier occidental al transitar por las calles de esta hermosa pero caótica ciudad, es el hecho de que sus calles no cuentan con semáforos, por lo que es común ver a las personas pasando avenidas de más de cinco carriles con una seña, la ayuda de Alá, Mahoma y todas las fuerzas cósmicas, además de la prudencia y experticia del conductor.


Uno puede pasarse meses en El Cairo sin llegar a visitar todas sus mezquitas y minaretes, iglesias coptas, zocos, pequeños museos y otros lugares de interés; pero no hace falta pasar mucho tiempo para enamorarse de su gente, su comida y sus diferentes lugares. Las estrechas callecitas del Viejo Cairo; El Cairo Islámico con sus viejas casas y edificios; El Khan al-Khalili, principal mercado de la ciudad con sus comerciantes de sedas, especias y cairotas de todas las profesiones y condiciones sociales, son algunos de los mejores lugares para empaparse del colorido ambiente de la ciudad.


El Museo Egipcio de Antigüedades está situado cerca de la plaza central, Midan Tahrir y posee más de 120.000 objetos clasificados según las diferentes épocas de la historia egipcia, dentro de sus piezas se pueden ver el sarcófago de TUTANKAMÓN, la Estatua oferente del faraón Tutmosis III y un mosaico con la cabeza de Medusa. Al norte se encuentra Bulaq, un barrio con interesantes mezquitas y zonas medievales que se extiende a lo largo de la orilla del Nilo, del cual surge el segundo choque cultural occidental. Los canales que abrazan el Nilo en el Cairo reúnen las aguas negras y contaminadas de lo que en algún momento fue una de las principales fuentes de alimento de esta nación.

Para aquellos que aman adentrarse en las curiosidades y complejidades culturales de un lugar puede visitar Garden City, un antiguo barrio británico de los tiempos de la guerra, testimonio de la colonización inglesa. Pero la mayoría de los lugares de interés se sitúan en el Viejo Cairo, en el barrio copto se puede ubicar el Museo Copto y la Iglesia Colgante, la cual recibe su nombre por estar ubicada sobre una de las puertas de la Fortaleza de Babilonia; sin embargo hay que recordar que la mayoría de la población egipcia es musulmana, por lo que no hay dejar de visitar El Cairo Islámico, un enorme barrio laberíntico medieval salpicado de cúpulas y minaretes que se extiende al este del centro. Entre los lugares más interesantes que se pueden visitar en esta zona sobresalen las torres de Bab Zuwayla, la Ciudadela, la Casa de Gayer Anderson y el Museo de Arte Islámico.



Las maravillas del mundo

Indiana Jones, Lara Croft y miles de personajes literarios, fílmicos y ciudadanos del mundo se han dejado enamorar por el misterio e historia de las famosas pirámides de Keops, Kefrén y Micerino, que se levantan en Giza, a 18 km del centro de la ciudad. El ingreso es a través de un túnel de más de un metro de largo y aproximadamente un metro cincuenta de alto; después de 20 minutos agachado, con el aire cada vez más denso se logra llegar a la cámara principal de la pirámide, que parece haber sido saqueada por Indiana Jones, Lara Croft y medio mundo. No por eso deja de ser menos majestuosa, sus tallados, la distribución de los compartimientos y la superposición de las piedras de manera tal que no necesitarán de ningún adhesivo, explican el porque siguen después de más de 2000 año siendo unas de las maravillas del mundo. A unos pocos kilómetros de distancia está la Gran Esfinge de Giza, quien después de que unos soldados franceses practicaran su puntería con su nariz, esta la ha perdido por completo, pero no por eso deja de cumplir con sus deberes de diva y mostrar siempre su mejor cara a los turistas.


Para aquellos pasajeros que odian las multitudes, es recomendable evitar los autobuses públicos y desafortunadamente, el metro no llega a la mayoría de los enclaves de mayor interés turístico. La parada más cercana a Midan Tahrir es la de Sadat, mientras que para el Viejo Cairo la mejor parada es la de Mari Girgis. Pero definitivamente la mejor opción es coger un taxi hasta la primera visita del día y desde allí caminar a los lugares de interés más cercanos. No olvide montar en camello, pero téngase bien, porque estos animales primero paran las patas delanteras, lo que le dará la sensación de irse de cara contra el mundo y justo cuando se está recuperando, estiran las patas delanteras, dándole la sensación de que irá de nalgas al suelo; pero aparte de los movimientos un poco bruscos hacia los lados, luego de un rato se acostumbrará al movimiento, disfrutara del paisa y de una experiencia milenaria.

La mayoría de los museos cierran los viernes durante la oración del mediodía, aproximadamente entre las 11.30 de la mañana y la 1.30 de la tarde.


Shopping milenario


Es inevitable no enamorarse de las pashminas, los fulares, las chilabas (túnicas tradicionales holgadas, cubren desde el cuello hasta el tobillo, se utilizan para salir a la calle y se llevan encima de la ropa), las prendas de algodón, los escarabajos de cerámica, los collares en colores y piedras llamativas, mejor dicho es imposible no traer una maleta cargada de recuerdos de esta gran nación. Y es que si ir de compras a cualquier mall es divertido, ir de shopping por la capital egipcia, ya sea para buscar recuerdos u objetos de mayor valor, puede resultar una experiencia religiosa y muy divertida. Para los fanáticos de las artesanías los rollos de papiro, a menudo adornados con jeroglíficos, son recuerdos muy populares, es recomendable comprarlos en tiendas especializadas para evitar traer rollos de hojas de plátano; los escarabajos de cerámica, las replicas de las pirámides y la esfinge también son suvenires muy apetecido dentro de los visitantes.

Es importante comprender que aunque Egipto tiene una gran riqueza de antigüedades, no posee tantas como para abastecer a los cientos de vendedores callejeros que prometen a los visitantes antigüedades genuinas, si este no es motivo suficiente como para no dejarse tentar, si lo es el hecho de  que es ilegal exportar antigüedades originales sin licencia.


Pero no hay porque desanimarse, dentro de los recuerdos legales se encuentran pequeños tesoros como los brazaletes, los anillos, los aretes y los dijes en oro y plata, con motivos mitológicos, jeroglíficos y piedras semipreciosas, estos no resultan excesivamente caros siempre que se regatee. Es importante tener en cuenta que para el egipcio en general, el regateo es un modo de vida, especialmente en los bazares, donde los precios suelen inflarse para los visitantes, por lo que es importante mantener la actitud de diversión y no convertir el regateo en una cuestión de vida o muerte. Si el precio final es de la mitad o de dos tercios del original, entonces ambas partes pueden considerarse satisfechas.

Además de la zona del Khan al-Khalili, las joyerías de Sharia Abdel Khalek Sarwat y Sharia al-Muizz li-Din Allah son también buenas opciones. Esta última calle se encuentra en el zoco as-Sagha. El horario comercial es de lunes a sábado de 09.00 de la mañana a 8.00 de la noche, aunque en verano se cierra entre las 12.30 del medio día y las 4.00 de la tarde. Las tiendas turísticas permanecen abiertas hasta más tarde.

También están los perfumes hechos con esencias naturales de flores y aceites, elementos que los hacen perdurables durante todo el día, cabe mencionar que muchas empresas de perfumes francesas como Chanel, obtienen sus suministros en Egipto; las chilabas, pashminas, fulares y mantillas en seda, hilos, algodón, todas hechas a mano, en estampados y colores exóticos, sobrios o unicolor, para diferentes ocasiones y atuendos.

En Khan al-Khalili, el gran mercado de la ciudad situado en el Cairo islámico, se puede encontrar casi cualquier cosa. El zoco de An-Nahassin es el mejor lugar para comprar objetos de cobre y latón. Las bandejas de latón son muy populares y se pueden comprar junto con un soporte de madera para convertirlas en mesas. También se pueden comprar objetos más fáciles de transportar como tazas, platos y bandejas ornamentales.



De las Pirámides a los Templos y Cruceros


Después de dejarse seducir por las pirámides, es momento de visitar Asuán o Aswan a conocer sus templos y su famosa presa, en donde los visitantes pueden sumergirse en las aguas cristalinas del Nilo que le evitó la muerte a Moises y lo llevó hacia su destino.

Esta es la ciudad más meridional de Egipto, ubicada en la margen oriental del Nilo, se encuentra a 106 metros sobre el nivel de mar, en la época cristiana la población Asuán fue un punto importante de paso de los predicadores para evangelizar al resto de África. En los últimos tiempos la ciudad es un centro turístico muy importante debido a los frecuentes cruceros que se acercan para observar la Presa de Asuán.


Construida para evitar que la impredecible alternancia de las crecidas del Nilo, continuaran causando estragos en las cosechas y hambruna en la población, las presas regula el nivel de las inundaciones para proteger las tierras de labor y los campos de algodón. Se han construido en esta zona dos: la nueva Presa Alta de Asuán y la menor y más antigua, Presa Baja de Asuán.


¿El pueblo más antiguo del mundo?

Es imposible estar en Aswan y no visitar el pueblo Nubio, uno de los más antiguos, incluso se lo ha llegado a considerar la primera raza humana en habitar la Tierra. Su territorio se extiende en el sur de Egipto, por lo que muchas ciudades como Asuán, Debod, Daraw, El Derr, Kalabsha y Kertassi, entre otras, tienen una fuerte herencia de sus tradiciones. Dentro de las que se encuentran el decorar las casas con animales disecados, pues se los considera de buena suerte, o  la crianza de cocodrilos, consideran que les trae suerte, por lo que todos tienen al menos uno en su casa. Los invitados son recibidos con Té de menta y dulces hechos a mano por las mujeres, quienes en su mayoría llevan burka.

Las mujeres nubias tienen la costumbre de utilizar mucha joyería, ya que es una de las principales actividades económicas del pueblo, es común ver cómo llevan ornamentos tanto en su rostro como en el resto de su cuerpo, aretes largos, brazaletes, tobilleras, collares y anillos de plata. Otro tipo de decoración típica de las mujeres nubias es la piel decorada con tatuajes. Suelen realizarlos sobre sus mejillas, en los labios o cerca de ellos y en la frente. Además, utilizan perfumes a base de henna, elaborados por ellas mismas. La lengua nubia es la que hablan hoy en día la mayor parte de los pueblos que habitan el norte de África, si bien no es la única que persiste a la actualidad.


La Montaña pura…

Una de las riquezas más importantes que tiene Egipto es Abu Simbel (montaña pura), un sitio arqueológico que comprende los templos de roca masiva en el sur de Egipto, los cuales fueron mandados a construir por Ramses II, están dedicados, el más grande al culto del propio Ramsés II y las grandes deidades del Antiguo Egipto, Amón, Ra y Ptah; el menor dedicado a la diosa Hathor, personificada por Nefertari, esposa favorita de Ramsés. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979 con el nombre de Monumentos de Nubia, de Abu Simbel y File.


Para terminar esta visita a este hermoso país, se encuentra la ciudad de Luxor, una ciudad volcada totalmente hacia el turismo, donde se encuentran los grandes templos dedicados a Luxor y Karnak construidos de dentro hacia fuera y en la otra orilla del Nila, para visitarlos hay que tener en cuenta la hora, cada una de estas majestuosas construcciones tiene su momento, según la luz que proyecte el sol, las flores que decoran la parte superior de las columnas están abiertas o cerras, de acuerdo a la entrada de luz, aquellas que no reciben los rayos solares, están cerradas.

El Valle de los Reyes, la necrópolis del antiguo Egipto donde se encuentran las tumbas de Nefertari, la tumba de Tutankamón y la mayoría de faraones del Imperio Nuevo (dinastías XVIII, XIX y XX), así como de varias reinas, príncipes, nobles e incluso de algunos animales.


El producto más apetecido es el alabastro, existen varios talleres que ofrecen una extensa variedad de piezas, siempre es importante cerciorarse de lo que está comprando sea original pues existen muchas falsificaciones. Si no le gustan las piedras los libros y las piezas de barro para cocinar, son otro excelente suvenir, en El Fair Trade Center Luxor, establecimiento regido por una ONG hay cerámica, piezas de madera y algunos textiles, es un buen lugar para hacer algunas compras.

La estación de Autobús Luxor está comunicada por autobuses con Esna, Edfú, Kom Ombo, El Cairo, Asuán, Hurgada, Qena, Kharga, Sharm el-Sheik y Dahab; el aeropuerto Internacional de Luxor se encuentra a 7 kilómetros del centro de la ciudad. Pero si se quiere vivir una experiencia única las Calesas son una grata alternativa para moverse por Luxor, pues son las típicas calesas tiradas por un caballo o sino también están las Falucases (barcos de vela pequeños), con los que se pueden visitar los alrededores del Nilo.


No se vaya de Egipto son probar los deliciosos postres a base de almendras, miel y dátiles, o los panes hechos con el calor de las piedras y claro la carne de cordero.

 

Formulario de suscripción

(1) 6918139

©2020 por nickisix360. Diseño Nickole Naihans L